Bibliotecas de Dos Hermanas


II Encuentro DDHH

Lugar: Biblioteca Pública Municipal "Pedro Laín Entralgo" en Plaza de Huerta Palacios s/n, Dos Hermanas, Sevilla (España)

Fecha: Sábado, 29 de septiembre de 2007

Hora: 16:30

Actividad: Mesa redonda Literatura Fantástica: ¿Qué se vende? ¿Qué se lee? Un binomio a debate, con Alfonso Merelo, Joaquín Revuelta, José María Carrasco e Inés Martín (Librería Laraña).

Al comenzar la tarde, me senté de nuevo frente al público para reanudar las actividades. Hice las veces de presentador y Alfonso Merelo actuó de moderador. Mientras David Mateo empezaba el taller de escritura infantil en la sala contigua, nosotros debatíamos acerca de las tendencias del género fantástico en España. Cuando digo "nosotros" quiero decir todos los que nos encontrábamos en la estancia. Sin embargo, al término de la charla me llevé la agradable sorpresa de que Alfonso Merelo quería trasladar el debate a la próxima HispaCon 2007 de Sevilla y me incluía en la invitación, porque sabía que me había quedado con ganas de hablar.


Mesa redonda

Los componentes de la mesa redonda


Recojo a continuación algunas de las reflexiones que se hicieron durante el debate:


El panorama actual de la literatura fantástica en España queda marcado por una falta de promoción y mercadotecnia. (Inés Martín)

La literatura fantástica española está acomplejada. Por eso es arriesgado apostar por ella. El lector de novela fantástica es muy exigente y crea su propio catálogo de autores. (José María Carrasco)

Se trata de un problema de etiqueta impuesta por las editoriales y una atomización del género suscitada por los lectores aficionados. A autores como Somoza o Crichton no les han impuesto las mismas etiquetas que a nosotros. Porque no han surgido del género y no publican con editoriales del género. Es un problema de política editorial. Pero otro grupo de presión en cuanto a las etiquetas autoimpuestas son los propios aficionados del género. (Joaquín Revuelta)

El librero organiza las novedades según le van llegando, por editoriales y colecciones. La clasificación que hagan las editoriales dentro de sus propias colecciones influirá en lo que el público vea después en los estantes. La etiqueta también viene impuesta por la literatura extranjera. (Inés Martín)

¿Qué problemas encuentra un escritor actual del género fantástico? Todo son problemas. No somos Bradbury, ni K. Dick ni Heinlein. (Joaquín Revuelta)

El autor no puede declarar que la novela es d eun género determinado. Debe escribir cosas que le gusten pero orientadas a un público más general. Tiene que ser todo visceralmente comprensible para el lector. (José María Carrasco)

Por regla, se rechaza lo que no se conoce. (Alfonso Merelo)

La inmersión en el género por parte del lector se da por hecho. Pero el público se ha acomodado y no hace el esfuerzo de interpretar lo que lee. Lo que no puedes contar fácilmente, no lo cuentes, aunque lamentablemente esto empobrezca la narrativa. (Juan Miguel Aguilera)

El negocio editorial es jugoso. Se venden muchos libros. Pero las oportunidades no son las mismas para autores de fantasía. Se vende más la literatura extranjera. (Joaquín Revuelta)

En literatura generalista se vende más de autores españoles que foráneos, pero la tendencia se invierte en literatura fantástica. (Inés Martín)

Si lo nuestro no es mejor que lo que viene de fuera no se le da valor. No basta con que tenga la misma calidad. Se utilizan diferentes raseros. (Alfonso Merelo)

No se trata de un lastre histórico (salvo porque se impuso en su momento el uso de seudónimos anglosajones para escritores españoles), ya que se vendía mucha literatura fantástica durante el régimen político anterior. (Joaquín Revuelta)

Al reivindicar obras del género se le atribuyen características que las extraen del mismo. (Alfonso Merelo)

Hay que ser constante y utilizar el escenario adecuado porque lo importante son los personajes, sus dramas y comedias. (Joaquín Revuelta, al reclamo del público que pide un poco de esperanza para quienes quieren escribir fantasía)